5 inventos tecnológicos sacados de la ficción

En los libros de ciencia ficción se encuentran grandes inventos tecnológicos que sólo pueden existir en la imaginación artística. Sin embargo, muchos científicos han aprovechado la literatura para desarrollar los inventos que, en alguna época, simplemente se escuchaban como un disparate.

Por eso, presentamos una lista con 5 inventos tecnológicos sacados de la ficción:

1. El Submarino

En 1879, Julio Verne narró las aventuras del Capitán Nemo, personaje literario que viajaba bajo del mar en su famoso Nautilus.

En 1894, Simon Lake, influenciado por  la obra Veinte mil leguas de viaje submarino, inventó equipo de buceo y, en 1898, logró construir el primer submarino que viajaba bajo del mar de manera exitosa.

A este submarino se le llamó ‘Argonaut’.

2. La bomba atómica

H.G. Wells anunció en su novela The World Set Free, la posibilidad de que surgiera una bomba atómica.

En 1932, el físico Leó Szilárd leyó la obra literaria de Wells y ésta fue una gran influencia para él, pues años más tarde pudo resolver el problema de la creación de energía nuclear en cadena.

Con los aportes de este científico húngaro, otros físicos pudieron desarrollar la bomba atómica.

3. La realidad virtual

La realidad virtual comenzó en el mundo ficticio de Stanley G. Weinbaum, cuando en su cuento ‘Pygmalion’s Spectacles’ describió unos lentes que permitían oler, tocar, oír y ver una película, incluso este invento permitía adentrarse en el filme y platicar con los personajes.

En la actualidad ya se han logrado algunas cosas. Sin embargo, aún se necesita más desarrollo tecnológico.

4. El satélite geosíncrono

En 1945, Arthur C. Clarke –sí, el autor de la novela 2001: odisea del espacio– propuso crear un satélite que girara en la misma dirección que la Tierra, esto sin salirse de su propia órbita.

A los expertos les pareció absurdo el invento y decidieron no hacerle caso. Sin embargo, años más tarde, los satélites geosíncronos se convirtieron en una realidad.

5. El cohete espacial

Los libros pueden inspirar a cambiar el mundo, este fue el caso de Robert H. Goddard, quien dedicó su vida entera a desarrollar viajes espaciales.

Esto se debe a que Goddard leyó La guerra de los mundos cuando era adolescente.

Gracias a su dedicación, esfuerzo y gran admiración por la ficción, pudo lanzar su primer cohete en el año 1926. Posteriormente, junto a su equipo de trabajo, desarrolló el programa Apolo y pudo enviar a los astronautas a la Luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s