Sobre la poesía, Italo Calvino | MÁS LITERATURA

italo_calvino

En toda verdadera poesía existe una espina dorsal, un alimento para una moral rigurosa, para una posesión de la historia. El rigor de lenguaje, el rechazo hacia la complacencia romántica, el sentido de la realidad vivida y difícil, la no adhesión a las apariencias más espectaculares, la parca presencia del bien y de la belleza, constituyen la espina dorsal que Pintor, traductor de Rilke y lector de Montale, tomó de la civilización literaria que le había precedido; ésta es la lección de un estilo que aplicó a la acción, la inteligencia histórica. Nosotros consideramos ejemplar esta operación suya y, a través de ella, toda esa «civilización de las letras» se nos aparece bajo una luz menos menguante, con un relieve más firme y casi gallardo. Y así, a través de toda esa montaña de literatura de lo negativo que nos rebasa, esa literatura de procesos, de extranjeros, de náuseas, de tierras desoladas y de muertes al mediodía, quisiéramos encontrar la espina dorsal que también nos sostenga a nosotros, una lección de fuerza y no de resignación a la condena. Y todo ello sin tratar de edulcorar nada ni adaptar a nuestro propio juego a quien no quiere estar en él. Pues lo que nos es útil de esta literatura es precisamente esa dosis de acidez que aún contiene, esos granitos de arena que nos deja entre los dientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .