7 círculos infernales migratorios en la literatura | MÁS LITERATURA

En la novela La fila india, el escritor Antonio Ortuño relata –a través de la ficción– los diversos peligros que los migrantes centroamericanos enfrentan al ingresar y transitar por México.

Sin embargo, no narra su obra como un documento oficial, sino retoma los elementos literarios de Dante Alighieri para mostrar círculos infernales al estilo de la Comedia.

Aquí te presentamos cada uno de los círculos infernales migratorios que Antonio Ortuño (2016: 85-87) escribió en su novela:

Primer círculo

«Serás robado por los polleros que te cruzan la frontera en el tres. A tu mujer deberán inyectarle sustancias anticonceptivas antes de abordar el vagón, porque la posibilidad de que sea violada es más alta que la de conseguir algo fresco para comer».

Segundo círculo

«Deberás viajar en lo alto de un tren aferrándote como puedas (caer significa convertirte en uno de esos machos que se quedarán sin dedos o piernas o brazos por quedarse dormidos en lo alto de los vagones y rodar y que no sirven para otra cosa que pedir caridades en la urbanización más cercana a su accidente). Una alternativa: ser embalado junto con otros cien en un vagón de carga sin aire corriente y confiar en que nadie sospeche, nadie escape y las compuertas vuelvan a abrirse antes de que llegue la muerte por sofocación».

Tercer círculo

«Aunque has pagado para que se te proporcione agua y comida, estos se te serán regateados o sencillamente no llegarán a tus manos en las cantidades mínimas requeridas. Y cómo protestar si los encargados van armados y trabajan mano a mano con policías y agentes del Conami».

Cuarto círculo

«Dado que los polleros, acabo de decir, van armados  y trabajan de mutuo acuerdo con la policía y la Conami a lo largo y ancho de todo México, tú y tu culo (generalmente el de tu mujer, pero nunca puedes saberlo) les pertenecen. Si protestas o escapas o si deciden secuestrarte y no tienes para el rescate te perseguirán, dispararán, torturarán, te meterán cosas por la boca y el recto y tendrás suerte si no terminas en una zanja colectiva en las afueras de sepa dónde chingadas madres».

Quinto círculo

«Si lograste subir al tren y avanzar por el país sin necesidad de polleros, valiéndote de tus propios medios, deberás estar consciente de que ellos van armados y trabajan en connivencia etcétera… Y te delatarán, perseguirán, tirotearán, secuestrarán, torturarán y demás encantos del menú a menos que seas un ninja o el hombre invisible. No les gusta la competencia ni los pone cómodos la posibilidad de que se extienda por aquí o allá la idea de que no se les necesite».

Sexto círculo

«La ayuda con la que puedes contar en México se reduce a la de unos pocos curitas heroicos, cinco o seis oenegés más o menos inhábiles y la imprevista caridad de la gente de a pie (aún existen buenas señoras que les reparten plátanos oxidados o tortillas rancias a los que tocan a su puerta). Pero la experiencia indica que es más fácil que te socorra el integrante de un grupo radical del White power de Arizona a que lo haga un mexicano común y corriente, quizá no demasiado diferente a ti. Será que a ellos tampoco les gusta la competencia».

Séptimo círculo

«Incluso si consigues escapar de todos los depredadores y no mueres de hambre o sed, incluso si nadie te viola o golpea o amenaza o secuestra, tortura, tirotea y arroja a una zanja, aún debes planear la manera en la que entrarás a Estados Unidos, porque los mismo mexicanos que han sembrado de espanto tu camino controlan todas las rutas de acceso.

Una vez allá, felicidades. Respira hondo: el horror ya corre por cuenta de los gringos».

Bibliografía

Ortuño, Antonio (2016), La fila india, México, Océano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .