MODALIDADES MODERNAS DE EXPLOTACIÓN LABORAL | MÁS LITERATURA

Por: José Antonio Samamé Saavedra

En la actualidad, el sometimiento a trabajos forzosos y explotadores es una práctica habitual implementada por diferentes empresas, infringiendo la normativa laboral sujeta a una jornada digna por múltiples factores que involucra género, cultura, raza, entre otros elementos influenciados por la idiosincrasia de la sociedad como por el enfoque capitalista, con el propósito de cristalizar los objetivos económicos prescritos y acatar prejuicios falaces, erigiéndose como un problema social evidenciado en todos los países, sin excepción.

Acorde con la Confederación Sindical Internacional (2008), se determina trabajo forzoso a las siguientes acciones que denotan ausencia de consentimiento en la ejecución de una labor opresora como: secuestro o rapto físico, comercialización de personas contra su voluntad, confinamiento físico en la zona de trabajo por largo periodo que impide  evacuar el lugar, falsificación de documentos que registran deudas ajenas, el cobro del monto de intereses elevado, impartición de promesas engañosas acerca de las condiciones laborales, impagos de sueldos por un periodo prolongado, retención obligatoria de los documentos de identidad o personales de gran valor extrínseco e intrínseco, entre otros. Asimismo, la recepción de constantes amenazas de recibir una pena por resistirse al desarrollo de un trabajo que atenta contra su dignidad, bienestar físico o psicológico, conforma un contexto manifestado en diferentes entidades informales como formales procedentes de un mundo regido por el capitalismo.

Desde mi perspectiva, la imposición a condiciones laborales inhumanas constituye una problemática evidenciada en diversas empresas con objetivos focalizados en la obtención de elevados rendimientos económicos, prescindiendo de invertir en implementar mecanismos de seguridad y salud en el establecimiento de trabajo, obligando al personal u operario a cumplir metas de forma forzosa por extensos periodos de tiempo ininterrumpidos, sin pausas activas ni permisos a los servicios higiénicos con restricciones de salir del lugar hasta un determinado horario prescrito, siendo compensada su labor diaria por míseros sueldos, a fin de destinarlo a satisfacer las necesidades básicas de sus familiares. ¿Por qué no denunciamos los trabajadores las atrocidades que afectan nuestra integridad?, ¿Es mayor el miedo engendrado por los jefes que nuestro bienestar?, ¿Callar sólo por mantener la única fuente de sustento económico?, ¡Basta! de mostrarnos pasivos e indiferentes ante tanta explotación y hostigamiento que diariamente vivimos en el centro laboral, debemos defender nuestros derechos establecidos en la ley, por conformar un recurso fundamental en el desarrollo competitivo empresarial. En realidad somos conscientes del maltrato recibido por los superiores en cada labor asignada, además de los peligros expuestos por la falta de herramientas de protección frente a los riesgos existentes en la zona de trabajo, no obstante, optamos en su mayoría por continuar acatando órdenes impuestas en la jornada diaria sin enfrentarnos al jefe por temor a las represalias recibidas como a la coacción psicofísica dada que implica a nuestros seres queridos, por conformar la única fuente de ingresos.

En mi opinión, en cada sector económico se registran entidades de notable informalidad y precariedad con fines lucrativos con la práctica de mecanismos laborales ilegales direccionados a la esclavitud moderna como a la explotación de niños y jóvenes mediante la asignación de un trabajo en condiciones inhumanas con un trato abominable, privando de su libertad personal por extensos periodos laborales hasta cumplir con las órdenes productivas solicitadas, conformando un escenario expuesto a múltiples peligros que atenta contra la salud como bienestar psicológico del personal, encaminando a su muerte inmediata ante un inminente incendio, sismo, entre otros fenómenos procedentes del entorno influyente en el establecimiento.

La Confederación Sindical de Trabajadoras de las Américas (2017), plantea una serie de alternativas de solución aunadas para erradicar el sometimiento de los niños como jóvenes a jornadas laborales explotadoras, prevaleciendo el acceso a educación básica de calidad, gratuita y obligatoria hasta una edad mínima acorde a ley que posibilite su incorporación al mundo laboral, asimismo, la reformulación de políticas junto con la aplicación estricta de normativas enfocadas a ejecutar inspecciones periódicas a la zona de trabajo, además de articular este ámbito con el sistema educativo y otros servicios públicos.

Según mi experiencia, la problemática radica en la ausencia de ejecución de medidas de seguridad que implica la exposición de riesgos generados en actividades como: inhalación de sustancias químicas, equívocas posiciones ergonómicas, manipulación de agroquímicos sin equipo protector, cargar peso excesivo de forma continua, utilización de maquinarias pesadas en pleno movimiento, acoso sexual, etc. Además de oprimir nuestros gritos de libertad para enfrentar una realidad laboral execrable que simplemente busca lucrarse con nuestros esfuerzos, optando los capitalistas por tratarnos como máquinas u objetos sin sentimientos, sueños, metas ni valor.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Confederación Sindical de Trabajadoras de las Américas. (2017). Trabajo infantil, trabajo forzoso y empleo juvenil. Perspectivas y acciones del sindicalismo de las Américas. Brasil: Oficina de actividades para trabajadores. Obtenido de http://www.iniciativa2025alc.org/sites/default/files/TI-TF-EJ-perspectivas-y-acciones-del-sindicalismo-de-las-americas.pdf

Confederación Sindical Internacional. (2008). Mini Guía de Acción – Trabajo forzoso. Bélgica: ITUC CSI IGB. Obtenido de https://www.ituc-csi.org/IMG/pdf/mini_guide_CL_final_ES-2.pdf

BIOGRAFÍA

José Antonio Samamé Saavedra (Lambayeque, Perú 1983). Magíster, economista, escritor, investigador, conferencista y ambientalista. Este año obtuvo el 2° puesto en ensayo literario en el concurso internacional “La chalina roja”. Fue director de la revista Magazine Económico. Publicó los libros Los viajes de Pierre y Sobrenatural. Ha participado en antologías y revistas a nivel nacional e internacional. Ganó los premios: Aliados por la Educación, Premio Nacional de la Cultura del Agua y Premio Nacional Ambiental “Antonio Brack Egg. Fue condecorado con los Laureles Educativos 2018 y 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .