LA INFLUENCIA LITERARIA DE EDGAR ALLAN POE EN LA NARRATIVA DEL TERROR Y LO GÓTICO EN LATINOAMÉRICA

Por: José Antonio Samamé Saavedra

El terror literario constituye un mundo colmado de un sinfín de emociones experimentadas en una atmósfera opresiva, misteriosa, angustiante, entre otras, que transfieren al individuo a un escenario de entretenimiento frío, pese a trasladar la imaginación a lo desconocido, sobrenatural, gótico e irreal, ocasionando un dilema entre los desórdenes de la mente con la lógica que conduce a la locura y arrebato, evidenciándose estos matices en los relatos de Allan Poe “El padre de la Narrativa del Terror”, quién influyó notablemente en la producción literaria a nivel global y latinoamericana, por tanto sus ribetes se visualizan en el cuento “Blacamán, el bueno, vendedor de milagros” de García Márquez, el cual, expone una mezcla de la temática gótica con el terror psicológico.

En ese sentido, Edgar Allan Poe se erige como el escritor patriarca del cuento moderno, además considerado creador del género policial, cuyas narraciones exponen una temática entorno a lo fantasmagórico, evidenciándose con el relato de escenas de enterramientos a personas de forma prematura, desarrollo de catacumbas humanas misteriosas, incendios en el interior de una zona, entre otros hechos macabros, terroríficos y espeluznantes (Bossio 3).

En la producción literaria de Poe, se registra la intervención de un personaje en común: El Monstruo, cuya imaginación deriva de una cultura popular que lee, escucha y selecciona para recrear elementos fantásticos en su poesía como en su prosa en concordancia con matices propias del romanticismo, además de adicionar particularidades modernistas. En ese sentido, su narrativa converge de una gama de temáticas que enriquecen sus escritos como: el horror, lo gótico, la locura, la obsesión, la muerte, entre otros. El relato titulado El gato negro se expone el pánico generado por sucesos inciertos, asociando lo sombrío con el misterio, la superstición y hechos funestos, asimismo, muestra una postura tendiente por escenas de necrofilia, manifestándose en sus obras: Entierro prematuro, Berenice, El misterio de Marie Roget, El corazón delator, La máscara de la muerte roja, El doble asesinato de la Calle Morgue, La verdad sobre el caso del señor Valdemar, La caída de la casa Usher, etc. (Alvarado 7).

Por tanto, los relatos desarrollados por Poe exponen emociones como el miedo, el odio y maldad, prescindiendo de elementos morales o éticos, con el fin de resaltar lo mórbido junto a lo terrorífico, lo cual, se transmite por medio de una atmósfera gótica, macabra, siniestra, entre otras peculiaridades que denotan su estilo, cuya influencia se refleja en el pensamiento como en la actuación oscura de los personajes, siendo notables entes malditos. De esta manera, el predominio de antihéroes trágicos en un mundo predestinado, asumiendo la conciencia un papel fundamental como castigo y tortura para los personajes principales que encaminan a su desenlace terrorífico, por consiguiente, mencionadas matices confieren a los textos un escenario espeluznante en su producción literaria, registrándose este abordaje temático en otros escritores influenciados.

La combinación de lo fantástico con lo terrorífico en sus relatos, se refleja en cada cambio de conducta y pensamiento experimentado por los personajes que conlleva a concretar actos macabros, ocasionándose una atmósfera sobrenatural e inquietante en la mente del lector, cuyo legado literario transciende a otros escenarios, ejerciendo una influencia universal en diferentes escritores con inclinación por tramas góticos, siniestros, trágicos, acciones infernales, criminales, mortales, maquiavélicas, etc. Cabe mencionar que, la mayoría de producción literaria de Poe, expone el enfrentamiento con un verdadero monstruo generado dentro del mismo personaje, el cual, es difícil de vencer o luchar por su presencia avasallante; por ende, siempre persiste el deseo de exterminarlo, ocasionándose una situación de tortura y locura.

Asimismo, dilucida la temática de la reencarnación en su relato titulado Ligeia publicado en 1838 que manifiesta la intervención de la voluntad como una fuerza invencible e impulsadora de un escenario sobrenatural hacia el retorno de un ente fantasmal de una amada en el cuerpo de otra mujer, resaltando el misterio y temor a los estragos producidos por la muerte en la protagonista en esta narración, hecho que encamina a efectuar la búsqueda de una fémina para su posterior reencuentro con su amado, luego del deceso de la segunda esposa (Alvarado 12).

En la narración Los hechos en el caso del señor Valdemar, se aúna el aspecto científico con la literatura, con el fin de involucrarse en un contexto sobrenatural que propicie detallar una serie de sucesos macabros y fantásticos como la retención del cuerpo posterior a la muerte por medio de la hipnosis o congelamiento durante meses pero después de aplicar pasos que eliminen ese estado, se evidencia una experiencia execrable monstruosa por la ausencia del cadáver, dejando sólo un líquido putrefacto. De esta manera, se colige diversas temáticas con énfasis en lo alucinante, terrorífico, oscuro, entre otros (Alvarado 18).

La influencia ejercida por Poe en la literatura de la jurisdicción mexicana comienza con la producción de obras de Englekirk, específicamente con la publicación de Edgar Allan Poe in Hispanic Literature, la cual, expone una gama de transcripciones articuladas con un análisis crítico acerca del acervo cultural propio del Padre del Terror, asimismo, la manifestación del relato Los raros de Darío junto con la traducción del Cuervo desarrollada por el español Juan Antonio Pérez Bonalde, entre otros hallazgos literarios que demuestran un profundo interés por mencionado autor, evidenciándose su injerencia en la mayoría de los escritores modernistas como Pedro Salinas. Cabe resaltar que, respecto al estilo empleado por Poe en prosa se registró notable incidencia en España, preponderando la repercusión de la poesía en el continente americano, por ende, los literatos hispanoamericanos se inclinaron por el género lírico en relación con la narrativa, sobresaliendo Enrique González Martínez, Manuel Gutiérrez Nájera y Amado Nervo; aunque éste último se orientó por considerar matices del inventor del relato detectivesco en la narrativa (Hernández 16).

En la obra de escritor mexicano Vicente Quirarte titulada Zarco, Poe y Baudelaire: La invención del dandy, se registra algunos vínculos presentes entre la producción del estadounidense, mexicano y francés; asimismo, con participación intelectual de Lilia Vieyra se desarrollaron varios artículos como por ejemplo Edgar Allan Poe en México: Apuntes sobre su recepción biblio – hemerográfica y Poe entre nosotros, constituyendo textos generados del análisis de traducciones, apreciaciones críticas, además de obras derivadas de la inspiración transmitida por el estilo poeniano, por tanto, reivindican el trabajo literario realizado por el escritor estadounidense, sin prescindir de explicar su influencia en el movimiento modernista, lo cual, se denota en la narración Asfódelos de Bernardo Couto Castillo, Cuentos nerviosos de Carlos Díaz Dufoo; Croquis y sepias además de Claro – Obscuro de Ciro Ceballos, etc. (Quirarte 63).

En concordancia con el analítico Quirarte, el legado literario de Poe se evidenció notablemente en diferentes países, siendo Francia la primera nación en exponer el baluarte de sus obras maestras en el periodo del Modernismo con su máximo representante Baudelaire, asimismo se denota su influencia en escritores mexicanos decadentistas.

Las obras de Allan Poe se caracterizan por expresar matices articuladas con la corriente positivista, pues se registran ciertos aspectos científicos en la trama. Posteriormente, en el siglo XX, se demuestran algunos cambios en la producción literaria, resaltando la introducción del realismo fantástico o neofantástico con ausencia del miedo intratextual, lo cual, se manifiesta en las obras de autores como Cortázar, Kafka, Borges y García Márquez (Hernández 66).

Respecto al artículo titulado Poe in Spain and Spanish America desarrollado por Pedro Salinas, se dilucida con precisión la injerencia efectuada del autor del relato El gato negro en la poesía, especialmente en el movimiento literario del modernismo hispanoamericano como un legado que revela la emancipación del continente americano del yugo español, sin embargo, en los poetas del país ibérico no ejerció una incidencia significativa porque no pretendían generar revoluciones en ningún aspecto (31).

De esta forma, es necesario rescatar algunos trabajos de la narrativa fantástica española que manifiestan la repercusión del escritor estadounidense, como la producción literaria realizada por Rodríguez, en específico Presencia de Edgar Allan Poe en la literatura española del siglo XIX, obra que muestra una indagación cautelosa de las traducciones de los relatos, cuentos, entre otras narraciones, además denota un análisis de los argumentos expuestos por Englekirk. Por otro lado, David Roas publicó La sombra del cuervo. Edgar Allan Poe y la literatura fantástica del siglo XIX, enfocándose en determinar la influencia del estilo poeniano en una obra o hipertexto determinado, es decir, verificar los elementos fantásticos extraídos posterior a la comprensión de los escritos producidos por el Padre del cuento moderno, a fin de ocasionar estímulos por el género expuesto en su narrativa que conlleve a diferentes autores a proseguir expandiendo matices derivadas de lo fantástico de forma semejante a Poe con adición de particularidades en base a la creatividad, experiencia, ideología propia del mismo. Finalmente, en su catálogo revela la influencia del maestro del relato corto y horror en diferentes escritores, destacando Rafael Serrano Alcázar, Pedro Escamilla, Gustavo Adolfo Bécquer, Pedro Antonio de Alarcón, Pío Baroja, entre otros, por consiguiente, se demuestra una postura contraria a lo expuesto anteriormente (Hernández 17).

Cabe mencionar que, Rodríguez dilucida en su obra la presencia de la esencia del estilo de Poe, desarrollando una comparación literaria con autores españoles en relación a una misma temática expresa en los relatos que converge en ausencia de predominio significativo del autor estadounidense, pese a ciertas coincidencias evidenciadas en la trama realizado. Respecto al análisis crítico de Roas, se denota una perspectiva diferente enmarcada en la ejecución de un fenómeno dinámico de examinación e indagación de los textos procedentes de la obra de Poe, con el propósito de establecer similitudes como diferencias en la construcción literaria fantástica en la producción de otros escritores, por tanto, este analista concede un aporte completo conformado de transcripciones españolas referente al legado en prosa del maestro del terror, optando por evaluar diversos aspectos o tramas que fueron relegados en estudios anteriores, lo cual, engloba la imitación, adaptación y publicación de textos apócrifos producto de la gran divulgación e impecable labor literaria de mencionado escritor.

En tanto, el enfoque de la literatura del horror en relatos de temática sobrenatural con realce en matices de terror por la descripción de mundos desconocidos, sombríos, oscuros, góticos, etc., los cuales, exponen el predominio de las manifestaciones más malignas en el ser humano, es decir, extrañas monstruosidades que habitan en el interior más profundo del universo terrestre, denotándose por medio de los poderes maléficos ejecutados por las brujas, además de otros sujetos demoníacos que influyen en la conducta del hombre de forma negativa, pues conlleva a su degradación y abominación, siendo los escritores iniciadores de narraciones con este género Machen, así como, Howard Lovecraft, sujeto a la influencia del macabrismo poeniano para engendrar su propio estilo.

Asimismo, es importante resaltar la influencia del tema policial incluido por Poe en su narrativa en las obras literarias de Borges con matices propias que han determinado el cuento contemporáneo, escenario que converge en el surgimiento de un nuevo lector en relación al género de la época. Anteriormente, predominaba la ejecución de una operación intelectual para resolver los enigmas presentes en la narración, generándose una atmósfera inquietante con suspenso en el lector hasta determinar con claridad las causas del crimen expuesto. No obstante, en la actualidad el lector con experiencia en ficciones policiales no siente miedo ante situaciones denotadas de misterio, pues conocen la solución como el desenlace del asesinato en la historia (Cortínez 130).

Por otro lado, en la producción cultural del exime escritor Jorge Luis Borges en las narraciones Ficciones o El Aleph, transmite un miedo metafísico que emana de experimentar sensaciones de violación a hábitos mentales relacionado a un contexto apocalíptico en conjunto emplea un mecanismo denominado el “falso don” contemplado en la literatura fantástica atribuido a conceder un deseo capaz avivar la voluntad de superar los límites cognoscitivos o existenciales, pero enrumba hacia un castigo denotado por la ansiedad y fanatismo, en tanto, su obra pretende enfrentar el miedo a los límites comprimiendo anhelos de transcendencia.

En ese sentido, la evolución de la literatura propició al escritor estadounidense a crear el género policial que ocasionó transformaciones atractivas para generar experiencias novedosas o curiosas infundiendo temor en la audiencia que incite a convertirse en un detective con destreza intelectual en aras de plantear hipótesis junto con los pasos a ejecutar en el descubrimiento del misterio. Sin embargo, Borges en su producción literaria pretende plasmar elementos del género policial con estilo propio en concordancia con las exigencias del lector contemporáneo.

La producción narrativa de Poe alberga una gama de matices que transfieren sensaciones de miedo e inseguridad frente a situaciones siniestras, pues articula lo ordinario con aspectos metafísicos o sobrenaturales mediante recursos literarios como la hipérbole que adiciona sentimientos de odios de forma extrema, lo cual, se desencadena en hechos macabros, terroríficos y espeluznantes que exponen el desequilibrio mental de sujeto criminal, además de sucesos inexplicables con transcendencia de lo racional. En ese sentido, la influencia de su obra vasta en diferentes escritores prolifera un amplio conocimiento crítico respecto al horror, lo absurdo e inverosímil, con el fin de proporcionar un género y estilo acorde con la mentalidad del lector.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alvarado, Óscar. «Edgar Allan Poe (1809-1849): “El gato negro” y otros relatos fantásticos monstruosos.» Revista Estudios (2016): pp. 1 – 18. <https://dialnet.unirioja.es › descarga › articulo>.

Bossio, Sandro. El abismo que nos mira: el terror y lo gótico en las novelas de Mario Vargas Llosa. Lima: Universidad Continental, 2016. <https://revistas.ulima.edu.pe/index.php/enlineasgenerales/article/viewFile/1842/1870&gt;.

Cortínez, Verónica. «De Poe a Borges: La creación del lector policial.» RHM XLVIII (1995): pp. 127 – 136. <https://www.spanport.ucla.edu/wp-content/uploads/2014/10/De-Poe-a-Borges.pdf&gt;.

Hernández, Sergio. La recepción e influencia de Edgar Allan Poe en México. Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona, 2016. <https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/384938/sahr1de1.pdf&gt;.

Quirarte, Vicente. «Poe entre nosotros.» Revista de la Universidad de México (2009): pp. 61 – 66.

Salinas, Pedro. Poe in Spain and Spanish America. 1941. <https://www.eapoe.org/papers/psblctrs/pl19411.htm&gt;.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .