AMOR Y PAZ, POR FEDORVELT | MÁS LITERATURA

DAR LUZ AL AMOR

Siempre,
la educación humana engendrarla,
hermosa como la evolución,
nos corresponde meditarla con los sabios,
pasar por donde Sócrates para
escuchar su sabiduría, ir a la
fuente de su poesía griega, ser
el canto y el acto altruista,
enseñar con las virtudes, conocerme
a mí para respetar al prójimo.
De efecto, madurar en el peregrinaje y   
 visitar el templo de Aristóteles y
descubrir su retórica con su ética. Hacer
un escrito que contenga sus mejores apotegmas.
Y esparcirlo a la comunidad, que me rodea,
la moraleja de la mano con la bondad.
Una vez propiciado lo justo,
crecer entre más libros, leerlos con agrado,
para los días de buenas nuevas,
vivir en la casa del maestro, que ora parábolas,
allí interiorizar su verdad y luego emanarla
a quienes buscamos la razón con paz,
por la fraternidad mundial.

DE MADRUGADA EN LUZ

La lucha es por la sabiduría;
sobrio darle todo nuestro ímpetu a la mente,
que provoquemos ideales iluministas, muy en perpetuidad,
para el resurgimiento de nuestra humanidad. 
 
A lo aliados, vamos a donde moran los libros,   
hay allí resurgimiento con nuestras lecturas,    
los recitales sean enaltecidos.
 
Ahora es el mañana de superar los misterios,
toca persistir por la ascendida lucidez.
 
Y juntos, venceremos en el bien.
 
Es nuestro futuro existir por la verdad,
valeroso entregarse a la filosofía y la literatura.
 
Con pasión, profundicemos en lo trascendental, 
pasando por los versos de los sabios,
meditemos sus limpias erudiciones. 
 
Es el sacrificio por la liberación;
renaciente dedicarle nuestra época al arte,
que innovemos lo más munífico,
para el porvenir de nuestra humanidad.

NOSOTROS UNIDOS

Y vuelve el reconcilio;
nos mecemos sobre sedas,
jugamos a ser inocentes.
 
Estamos de nuevo reunidos,
por los lados provocamos gaviotas,
se nos quedan los ojos ruborizados de
entusiasmo, mansedumbre apacentamos
en vez como la compañía disfrutamos.
 
Unos cantos albergan nuestras voces.
 
Por lo acompasado del recogimiento,
musitamos nuestra juventud, la
acariciamos como a un girasol y
todavía levantamos el vaivén del cordel,     
que desenvuelve nuestras confidencias.
 
Acrecencia somos graciosos,
nos echamos simpatías,
brincamos al lago de las plumas.

EN LA ELEVACIÓN

Toda sublime con adoración,
la humanidad se propaga en paz,
resurge entre nosotros el lirismo;
rapsodas y artistas de voces sacras,     
cada vez nos volvemos más adorables,
suspiramos armónicas serenidades,  
se trasparentan nuestras emociones con la poesía y
juntos rebosamos lo esencialista,
geniales proliferan nuestras alegorías,
colmadas de gran moralidad y
para el bien trasparente,
nosotros palpitamos con lucidez,
las sinfonías milagrosas, porque hoy,     
nuestra cosmópolis se vuelve paradisiaca. 

SABIO DE VERDAD

Espíritu eres de amor,
que flamea en lo celestial,
sanas nuestros dolores.
 
Tú proteges a quienes
estamos desesperados,
nos cubres con abrazos,
das la bondad.
 
Ni nunca te ausentas,
porque perduras
en pureza,
con la abierta misericordia.
 
A lo superior,
oleas zureos mansos,
por ser angelical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .