Los poetas malditos: ¿Por qué se llamaban así? ¿Quiénes eran? | MÁS LITERATURA

Por: Ian Chávez Flores

A finales del siglo XIX, Paul Verlaine escribió un libro de ensayos titulado Los poetas malditos, en este texto recopilaba, analizaba y exaltaba la obra de diferentes poetas franceses que llevaban una llena de excesos y que, a su vez, desarrollaban obras perturbadoras en las que abordaban temas como la maldad, la fealdad, la pobreza y el hambre.

Verlaine utilizó este término de una manera no muy clara, aunque en muchas ocasiones destacó que el uso del concepto “poeta maldito” se refería al estilo de vida bohemio y pecaminoso, que conllevaba un comportamiento altamente criticado por la sociedad y por diversos grupos culturales.

Existe una hipótesis de que Verlaine se inspiró en el poema “Bendición”, de Charles Baudelaire, porque maldecía el nacimiento de los poetas:

Cuando, por un decreto de potencia suprema,
el poeta aparece en este mundo hastiado,
espantada la madre, dolorida, blasfema,
crispa el puño hacia Dios, que la mira apiadado.

¡Ah! Un nido de serpientes mejor haber parido,
antes que amamantar esta pobre irrisión.
Maldita sea la noche de placer fementido
en que mi propio vientre concibió la expiación.

A pesar de que estas dos magníficas estrofas muestran la maldición del poeta desde su nacimiento, en los ensayos de Verlaine no se encuentra ninguna referencia sobre tal asunto ni deja en claro de dónde tomó las palabras que le permitieron titular su libro como Los poetas malditos.

De hecho, la única vez que se menciona el nombre de Baudelaire en los textos, es cuando Verlaine habla sobre la poeta Merceline. Sin embargo, no se puede descartar esta hipótesis de que el nombre proviene por la influencia del poema Bendición, porque los poetas malditos eran grandes admiradores del trabajo de Charles Baudelaire.

Teniendo en cuenta lo anterior, se puede entender que el concepto de Poetas malditos tiene diversos significados para cada uno de los artistas que Verlaine presenta en su libro, veamos cada uno de ellos:

Si deseas escuchar este articulo, puedes hacerlo desde YouTube 👇🏽

1. Tristan Corbière

Paul Verlaine consideró a Tristan Corbière como un poeta maldito debido a su rebeldía como persona, porque desdeñaba la idea del éxito y la gloria.

No le interesaba sobresalir en el mundo literario parisino, incluso se burlaba de todo aquel que se sentía una octava maravilla por dominar las técnicas para elaborar un poema.

En su poema auxilio se observa cómo maldice el oficio de poeta cuando no logra tocar lo más profundo y oscuro del ser humano para, de esta manera, curar las heridas de la vida.

Si tú, guitarra mal templada,
kris indio, bárbaro tres veces,
caja en los suplicios versada,
con mi pobre voz no enalteces
la dulzura de mi martirio,
y tú, cigarro, si a otros yerros
no me llevas, cual faro o sirio…
¡Maldito este oficio de perros…!

Con este poema se puede observar que el concepto de poeta maldito en Corbière tiene que ver con la dificultad del oficio del poeta y no tanto por la vida rebelde que caracterizaba a Tristan.

2. Arthur Rimbaud

El caso de Arthur Rimbaud es excepcional en la historia de la literatura. A sus 16 y 17 años el poeta ya escribía versos tan sorprendentes y profundos, que mostraban la decadencia del mundo, la complejidad del humano y las partes más oscuras y sensibles de la vida.

Paul Verlaine lo consideró un poeta maldito porque no deseaba que sus escritos fueran publicados. A Rimbaud no le importaba la fama ni relucir en la historia como uno de los más grandes escritores de Francia. Sin embargo, con el ensayo de Verlaine, Arthur pasó a la historia como uno de los más importantes poetas de finales del siglo XIX.

Otro elemento que lo convierte en un poeta maldito es que Rimbaud se negó a continuar escribiendo poesía a la edad de 19 años.

Con esto se puede ver que el desarrollo de su obra poética tuvo un destello precoz, que le permitió marcar una gran huella en la historia literaria y también en el corazón de Verlaine, pues ellos fueron pareja por algún tiempo, pero todo terminó cuando Paul Verlaine le disparó a Rimbaud.

Afortunadamente, Arthur sobrevivió ante este evento, pero a Verlaine le costaron dos años en prisión.

3. Stéphane Mallarmé

Stéphane Mallarmé fue considerado como un poeta maldito debido a que pocos lo leían y otros pocos lo publicaban. Para Verlaine esto era una maldición que sufría Mallarmé, porque escribía versos prolíficos que todos debían conocer y sólo unos cuantos sabían de su trabajo.

En una frase del ensayo Los poetas Malditos, Verlaine declara que “el poeta sincero se halla maldito por el régimen de cada interés”.

Es decir, Mallarmé estaba maldecido por pertenecer a una época que no apreciaba del todo su poesía por incluir temas como la maldad, la pobreza y todo lo que estuviera en contra del Romanticismo.

4. Marceline Desbordes Valmore, Luisa Collet, Amable Tastu, Anaïs Segalas

Uno de los más grandes aportes de Verlaine fue incluir a poetas malditas en su ensayo. Sin embargo, el concepto de poeta maldita no era similar al de poeta maldito, porque la sociedad francesa del siglo XIX aún era muy conservadora.

Por tal motivo, para hablar de las poetas malditas, es necesario contextualizar que la sociedad francesa en aquella época no era tan abierta para incluir a las mujeres dentro de la historia literaria. Sabemos que este tema puede derivar de un estudio extenso y también puede generar controversias.

Sin embargo, mencionaremos algunos aspectos que nos permitirán entender el concepto de poeta maldita:

  1. Las mujeres podían escribir excelentes obras literarias, pero la sociedad consideraba que no era bueno que escribieran porque no era su labor.  Estas situaciones se encuentran reflejadas en el poema Una carta de mujer, donde Marceline ofrece un testimonio de su época: “Te escribo, aunque ya sé que ninguna mujer debe escribir, lo hago, para que lejos en mi alma puedas leer cómo al partir. No he de trazar un signo que en ti mejor grabado no exista”.
  2. En el siglo XIX se creía que la mujer que escribía sólo desarrollaba poemas con temáticas relacionadas al amor. Sin embargo, como menciona Verlaine, Marceline escribe versos duros, sin encantadoras indulgencias, con alto sentido común, arrogantes y con un talento similar a Safo y a Santa Teresa.
  3. Los grupos literarios en la mayoría de las ocasiones estaban conformados por hombres, por lo que ellos decidían quién debía ser publicado y quién no. Ante esta desigualdad, las mujeres que escribían en épocas conservadoras, mostraban una disrupción y un acto de rebeldía por no obedecer los grupos de poder literarios.

Por estas y otras razones, el concepto de poeta maldita se entiende como una rebelión ante las sociedades conservadoras del siglo XIX.

Cabe destacar que esta inclusión de las poetas malditas fue gracias a que Arthur Rimbaud obligó a todos los poetas malditos a leer a las mujeres y así incluirlas dentro de la historia de la literatura.

Por fortuna, Verlaine incluyó a Marceline Desbordes Valmore dentro del estudio de los poetas malditos, otorgando una visión más amplia de la época.

Lamentablemente, en el ensayo de Paul no se profundiza en las otras escritoras que él menciona, como: Luisa Collet, Amable Tastu y Anais Segalas.

5. Auguste Villiers de L’Isle-Adam

Auguste Villiers de L’Isle Adams fue incluido a la lista de los poetas malditos porque no tenía el suficiente reconocimiento de su obra literaria en los ámbitos sociales, académicos y culturales.

En palabras de Verlaine se encuentra lo siguiente:

“Aunque Villiers sea ya muy GLORIOSO y aunque su nombre, destinado a la mayor resonancia camina hacia una posteridad sin fin, no obstante, le incluimos entre los Poetas malditos, PORQUE NO ES LO BASTANTE GLORIOSO en esta época, la cual debería estar a sus pies”.

Verlaine hace referencia al talento de Villliers porque sabía que rompía las normas establecidas en el cuento, en la poesía y, sobre todo, en el teatro, pues violaba la regla aristotélica de tiempo en la que toda representación teatral debía corresponder a la unidad de un día.

6. Paul Verlaine | Pouvre Lelian

Por último, Paul Verlaine se incluye dentro de su mismo ensayo. Sin embargo, utiliza el acrónimo Pouvre Lelian para referirse a su vida como una situación maldita, pues desde su infancia se enfrentó a la soledad y represión porque sus padres lo internaron en un colegio.

También destaca la difícil labor de dedicarse a la poesía, porque la libertad de escribir lo que él deseaba lo conducía a no ser tomado en cuenta por los grupos artísticos de su época.

Como se puede ver la obra “Los poetas malditos”, de Paul Verlaine, es más una exaltación a los trabajos de los escritores que no eran aceptados por su época, porque vivían en una sociedad con valores conservadores que rechazaba una nueva visión de la poesía y un estilo de vida bohemio y pecaminoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .