Raúl Gómez Jattin: el poeta de la tragedia humana | MÁS LITERATURA

Por: Andrea Castillo Pacheco

Raúl Gómez Jattin nació 31 de mayo de 1945 en Careté, Colombia. Publicó su primer libro a la edad de 35 años bajo el título Poemas. Después le siguieron: Tríptico Cereteano, Hijos del tiempo, El esplendor de la mariposa y El libro de la locura, los cuales contienen el resto de su obra poética. Los últimos diez años de su vida los transcurrió en Cartagena en medio de graves episodios de locura, consumo de sustancias alucinógenas y una vida licenciosa, alternados con talleres de teatro y poesía que dictaba en el Museo de Arte Moderno y en la Universidad de Cartagena.

La obra de Raúl Gómez Jattin transcurre entre los linderos del deseo, la pasión, y el desamor que lo persiguió como una sombra. La soledad y la angustia se hacen presentes en su poesía al entrar en la realidad después del consumo de sustancias psicotrópicas; mientras que la locura y muerte se desencadenan en sus versos tratando de liberarse de las garras de la irrealidad.

Su obra que enmarca la tragedia de la miseria humana, fue el aliento que le dio vida, a él y a su poesía. Una poesía cruda, voraz, estremecedora para quien se adentra en ella, con temor de quedar varado entre sus versos y no encontrar salida, pero también con el recurso catártico y liberador que siempre abre las puertas para tener un poco de paz y sosiego ante una vida sin rumbo.

Raúl Gómez Jattin, encontró el descanso absoluto hasta el día de su muerte, sumido en la indigencia total, falleció en Cartagena en mayo de 1997.

Anuncios

Caigo de mí
hacia mí
¿Dolor? no
¿Angustia? no
¿Qué pues?
Vacío que me espera
Anuncios de la muerte

Casi Obsceno

Si quisieras oír lo que me digo en la almohada
el rubor de tu rostro sería la recompensa
Son palabras tan íntimas como mi propia carne
que padece el dolor de tu implacable recuerdo

Te cuento ¿Sí? ¿No te vengarás un día? Me digo:
Besaría esa boca lentamente hasta volverla roja
Y en tu sexo el milagro de una mano que baja
en el momento más inesperado y como por azar
lo toca con ese fervor que inspira lo sagrado

No soy malvado Trato de enamorarte
Intento ser sincero con lo enfermo que estoy
y entrar en el maleficio de tu cuerpo
como un río que teme al mar pero siempre muere en él

El agresor oculto

Me envenenó la vida
Me sustrajo de mi movimiento natural
y me entregó a las sombras
de los amores no correspondidos
Me trastocó los sueños
metiéndose como un conspirador entre sus grietas
Desempolvó recuerdos
que hablaban de partidas y de adioses
Mientras tanto mi alma
acostumbrada a la desgracia
lo veía hacer
como un condenado que presencia
el levantamiento del patíbulo

Erótico imaginario

Está quieto el jardín soportando la tarde
de un marzo que se anunciara ventoso

Tan fugaz que parece un enero

Penetrado de noche en limoneros y acacias
Opalino a lo lejos en la frente del cielo
El jardín se estremece por dentro

Entre ramas secas y hojas podridas
dormitan escarabajos Libélulas Lagartos
Un gato de ocio y maldad acecha una mariposa

De repente una casi invisible neblina desciende
y posa su penumbra en la fronda
acariciando el nudo de nuestros cuerpos
con la misma dulzura lentísima
con que yo mitad fuerza mitad miedo
beso tu cuello y tu barba de negro cristal
Está el jardín oloroso a sudor masculino
a saliva de besos profundos que anhelan
desatar el torrente del deseo en su cima
y que fluyan las savias y descansen los cuerpos

Pequeña elegía

Ya para qué seguir siendo árbol
si el verano de dos años
me arrancó las hojas y las flores
Ya para qué seguir siendo árbol
si el viento no canta en mi follaje
si mis pájaros migraron a otros lugares
Ya para qué seguir siendo árbol
sin habitantes
a no ser esos ahorcados que penden
de mis ramas
como frutas podridas en otoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .