10 magníficos comienzos de las grandes novelas | MÁS LITERATURA

Hoy se celebra el Día Nacional del Libro y, para celebrar este evento, hemos recopilado 10 magníficos comienzos de las grandes novelas.

Nuestra selección se basa en las lecturas que el equipo de redacción de Más Literatura ha realizado. Cabe aclarar que esta lista no es un canon ni pretende ser la verdad única, sino es sólo la recopilación de 10 libros que nos han gustado en nuestra vida.

Sabemos que cada lector tiene sus gustos para indicar cuál es una gran novela y cuál no.

Sin más por mencionar, comencemos este grandioso conteo:

10. Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

9. La metamorfosis, de Franz Kafka

“Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto”.

8. Anna Karenina, de León Tolstói

“Las familias felices son todas iguales; las infelices lo son cada una a su manera”.

7. El corazón es un cazador solitario, de Carson McCullers

“En la ciudad había dos mundos, y siempre estaban juntos”.

6. Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño

“2 de noviembre. He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así”.

5. Conversación en la catedral, de Mario Vargas Llosa

“Desde la puerta de La Crónica Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú”.

4. Rayuela, de Julio Cortázar

“Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de la Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts, a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua”.

3. El señor Presidente, de Miguel Ángel Asturias

“¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre! Como zumbido de oídos persistía el rumor de las campanadas a la oración, maldoblestar de la luz en la sombra, de la sombre en la luz. ¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre, sobre la podredumbre”.

2. Historia de dos ciudades, de Charles Dickens

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación”.

1. Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”.

Esta fue nuestra lista de 10 magníficos comienzos de las grandes novelas, ¿cuál es la tuya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .