LAS PEORES RESTAURACIONES EN LA HISTORIA DEL ARTE | MÁS LITERATURA

Quienes realizan restauraciones artísticas saben que su trabajo es muy importante, porque preservan obras con un alto valor histórico, social y cultural. Sin embargo, en ocasiones los resultados no son buenos ni medianos, sino peores.

Y aquí te mostramos una lista de las peores restauraciones en la Historia del Arte:

1. ECCE HOMO

Todos conocemos el caso Ecce Homo por la gran cantidad de reacciones en las redes sociales. Esta pintura se encuentra en la localidad de Borja, en Zaragoza (España), y es atribuida a Elías García Martínez, un artista del siglo XIX.

La historia de la pésima restauración es la siguiente: una señora de la tercera edad vio que la pintura necesitaba ser restaurada. Por tanto, ella se ofreció para realizar este trabajo, pues contaba con “las mejores intenciones”.

Sin embargo, cuando terminó su labor, Ecce Homo estaba desfigurado y no conservaba ninguna característica de la obra.

2. EL CASTILLO DE MATRERA

El castillo de Matrera se encuentra en España. Esta obra data del siglo IX, y fue construida por mandato del guerrillero Omar Ben Hafsun.

Con el paso del tiempo, los muros y las bóvedas sufrieron daños severos a causa de temblores y lluvias.

Por esto, se decidió que era indispensable restaurar el castillo. No obstante, muchos habitantes de la provincia de Cádiz argumentaron que el resultado mostraba una irresponsabilidad por parte de los restauradores, porque no preservaban el valor histórico, social e histórico del castillo.

3. EL CABALLITO

La famosa estatua ecuestre de Carlos IV y que todos los mexicanos conocemos como “El caballito”, no se salvó de la lista de las peores restauraciones.

En 2013, se contrató a “profesionales” para mejorar la estatua, pero los “especialistas” aplicaron una solución de ácido nítrico que dañó el monumento, mostrando un rostro “bronceado” del penúltimo rey español de México.

4. TUTANKAMÓN

Una de las piezas más famosas del mundo es la Máscara de Tutankamón, una obra glamurosa que muestra la riqueza de la antigua realeza.

En 2015, la máscara estaba siendo restaurada por un equipo de especialistas del Museo Egipcio de El Cairo. Sin embargo, durante este proceso, la barba se les rompió, por lo que los restauradores decidieron pegarla con adhesivo industrial.

Esta decisión abrupta dañó a la pieza, dejando una marca entre la cara y la barba.

5. ¡ADIÓS OJOS!

Durante la restauración de algunos frescos que se encuentra en la Capilla Sixtina, algunas obras tuvieron un resultado positivo, pero otras no tanto, pues a los restauradores se les olvidó colocar sus ojos.

Así que si alguna vez visitas la Capilla Sixtina y observas una obra sin ojos. No te preocupes, ya sabes la razón.

6. LA ESTATUA DE LENIN

En muchas ciudades rusas se encuentra una estatua de Lenin, pero el monumento que está en la ciudad de Krasnodar, es sumamente especial.

En este lugar, se restauró la estatua de Lenin, dejando a la obra con una mano desproporcionada, un brazo amorfo y una cara bastante graciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .